“Se nos acercan papás que no están en la lista para pedir bolsones”

Hernán Antonini, director de la Escuela Media N º1, dijo que la entrega fue muy correcta, pero que es un tema complicado cuando no hay más para entregar.

Desde las 9 horas del miércoles, la Escuela Media N º 1 de Garín abrió sus puertas a las familias que estaban asignadas para recibir bolsones alimentarios. Las autoridades tuvieron conocimiento dos días antes de cuándo les tocaba la nueva fecha de reparto, y a partir de ahí convocaron a las familias través de teléfono o personalmente, en caso que no tuviesen otra forma de contacto.

El director Hernán Antonini explicó que si bien la matrícula de alumnos es mucho más amplia, les fueron asignados 179 módulos alimentarios a la escuela. “La gente fue muy correcta, se respetó el distanciamiento social como corresponde. No tuvimos ningún inconveniente, salvo el hecho de no tener más para entregar, que es un tema. Se nos acercan muchos papás preguntándonos si les podemos entregar bolsones, y la verdad es que si no los tenemos en la lista no se los podemos dar”, detalló Antonini. La solución que encontraron en el momento fue decirles que se quedaran hasta el final de la jornada: “Nos sucedió la vez anterior que hubo padres que no vinieron, entonces lo que hicimos fue entregar los módulos a la gente que estaba esperando”.

En cuanto a lo educativo, la autoridad de la Escuela Media Nº 1 dijo que por un lado, cuando se determinó la suspensión de clases, desde la institución ya tenían establecida una situación de contingencia: “No exactamente para esta situación porque nadie la podía prever, pero tenemos acciones delineadas desde hace tiempo para atender a alumnos en situación de vulnerabilidad, y aplicamos esas acciones”, dijo Antonini y agregó que hicieron grupos de WhatsApp con los teléfonos celulares de los padres de los alumnos en la mayoría de los casos, de los alumnos o inclusive de parientes que no viven con ellos, pero que se las arreglan de alguna manera para hacerles llegar la tarea a los chicos. A medida que va pasando el tiempo, se empieza a dar la situación que los chicos se quedan sin conectividad a Internet, porque los padres priorizan la alimentación por sobre una necesidad que no es básica. Hasta el momento desde la institución han logrado establecer contacto con más del 90 % de los chicos, y en el caso de alumnos con los que no tienen ningún contacto Antonini dijo que han tratado de ir a las casas, pero también resulta complicado por el aislamiento, por eso, siguen intentando a través de conocidos o familiares, para establecer el vínculo con los chicos que faltan.